• Jue. Jul 7th, 2022

Representante María Cristina “Tina Soto”, a indagatoria por supuesto caso de compra de votos para llegar al congreso

PorRadio Valledupar

Nov 16, 2021

El diario El Tiempo reveló que la representante a la Cámara por La Guajira, María Cristiana Soto, fue citada a indagatoria por la Corte Suprema de Justicia, por su presunta participación en un entramado de corrupción electoral del que se habría visto favorecida durante las elecciones legislativas del año 2018.

A través de una ponencia del magistrado César Augusto Reyes Medina, el alto tribunal vinculó a Soto a una investigación penal por los delitos de corrupción al sufragante, concierto para delinquir, falsedad en documento público y privado y fraude procesal.

De acuerdo al medio nacional, la investigación contra Soto se remonta a marzo de 2018, cuando la Fiscalía recibió una denuncia sobre la forma en la que el equipo de campaña de María Cristina Soto estaría reclutando personas para comprar votos de ciudadanos en el municipio de Maicao, para ganar las elecciones realizadas el día 11 de marzo.

De acuerdo a la denuncia, los ‘líderes’ reclutados se encargaban de repartir dinero y organizar sus votos en determinadas mesas para garantizar que en efecto las personas estuviesen votando por María Cristina Soto, quien finalmente resultó electa para el periodo 2018-2022.

En junio de 2018, la Fiscalía emitió el expediente del caso a la Sala de Instrucción de la Corte Suprema, con la denuncia y evidencias físicas que demostrarían la existencia de un entramado de compra de votos a favor de ‘Tina’ Soto. El expediente incluía material como interceptaciones telefónicas y declaraciones ordenadas tras la denuncia.

De acuerdo a la Corte, durante la campaña de Soto al Congreso hubo tres coordinadores, Simón López Martínez, Ades Alberto Aramandis Gómez y Joel Blanchar Plata, que se habrían encargado de reclutar a los “líderes” que a su vez tenían la tarea de ubicar a las personas que estuviesen dispuestas a vender su voto a favor de María Cristina Soto.

Como ya había una denuncia en contra de López, Aramandis y Plata, la Fiscalía ordenó interceptar sus llamadas para comprobar si eran parte de la organización. Fue allí cuando el ente investigador detectó los nombres de las personas que fungían como líderes encargados de reclutar votantes.

Algunos de estos líderes fueron interrogados por la Corte y reconocieron que participaron activamente de la campaña de María Cristina Soto en 2018. Además identificaron a Simón López como uno de los coordinadores de la campaña en Maicao.

Las interceptaciones revelaron que estas personas tenían entre sus tareas, crear bases de datos de los posibles votantes, contactarlos, reunirlos para darles instrucciones, registrarlos en listas y asegurarse que votaran por María Cristina Soto. Además, se supo que algunos votos se compraron a 50.000 pesos y otros a 20.000 pesos.

Los investigadores compilaron las interceptaciones telefónicas en audios, donde se escucha cómo los líderes encargados de los votos se comunicaban con los coordinadores de la campaña.

“La gente ya está aquí esperando señor Simón, ya me da pena decirle ‘espérese un momentico’ ya la gente está regresando”, dice una de las líderes reclutadas en Maicao. Luego la conversación sigue con Simón López diciendo: “yo te respondo a ti, mija”, a lo que la líder responde “No, yo sé que usted me responde a mí, pero la gente, la gente me va es a linchar”.

Luego, la mujer le dice a Simón que se le acabó el dinero en efectivo, y este le responde que llegue hasta donde él se encuentra por más. Luego el sujeto identificado como Simón pregunta que cuantas personas le han “respondido”, a lo que ella contesta: “Ya van 35, ya están los que están allá yendose, ya están allá en los puestos de votación, hay como 10 y lo que falta”.

Una de las personas que declaró ante la Corte sobre el presunto entramado de corrupción de Soto, reveló que otro congresista también se vio favorecido por esta conspiración, el senador Eduardo Pulgar, actualmente condenado por tráfico de influencias y cohecho.

Este testigo también le dijo a la corte que logró reunir a unas 60 personas entre familiares y amigos que consignó en una lista con nombre, cédula y puesto de votación. “No recuerdo muy bien, pero llevamos a las personas y algunas amistades a su puesto de votación (…) en moto”, dijo, señalando que fue Simón quien pagó 200.000 pesos para financiar el transporte.

Otra persona identificada como Sandy, le dice a Simón: “La gente aquí me está preguntando por lo que usted ya sabe, y lo demás del transporte y eso (…) A mí me faltaron muchas personas que no me le pagaron lo que me le iban a dar.

Al ser interrogado por la Corte Suprema, Simón López reconoció que él era el de las grabaciones y que conocía a varios líderes citados en la investigación.

En general, las grabaciones recopiladas por la Corte a través de la Fiscalía dan cuenta de un sistema de pagos, listas, control de votos en los puestos y “detalles” para captar votantes. De acuerdo al tribunal, durante la votación se llegó a ofrecer 15.000 pesos por voto, debido a que los recursos presupuestados inicialmente se habían acabado.

Y la Corte valora que este sistema era para favorecer a María Cristina Soto y a Eduardo Pulgar, porque en otra grabación la persona identificada como Simón da la siguiente instrucción: “Entonces por Tina para Cámara y Pulgar pa’ el Senado”.

Además, la Corte asegura contar con evidencia que muestra la existencia de una relación cercana de Simón López, Ades Aramandis y Joel Blanchar con María Cristina Soto, a quien le pasaban reporte periódico de lo que acontecía con el operativo electoral.

Otro hallazgo de la Corte fue que los miembros de la campaña de Soto acordaron usar los nombres de los coordinadores y sus datos para justificar ante el Consejo Nacional Electoral los gastos millonarios. Incluso se detectó que supuestas donaciones realizadas a la campaña en realidad no fueron tal cosa.

Ahora se espera que el magistrado César Reyes fije una fecha de la indagatoria antes de finalizar el año. El periódico capitalino, El Tiempo trató de comunicarse con la representante María Cristina Soto, actualmente en recuperación por Covid-19, no obtuvo respuesta alguna.

En 2019, La Silla Vacía catalogó a Soto como un poder en ascenso. “Es una empresaria que se dio a conocer por ser la rival histórica del exgobernador Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez (condenado por homicidio) en su tierra, el municipio de Barrancas.Allí, se lanzó dos veces a la Alcaldía (2007 y 2011) y enfrentó, directamente, a los candidatos del kikismo (…) Tras la captura de Kiko, parte de su antigua estructura ha ido migrando hacia las toldas de Tina Soto”, señaló el portal periodístico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.