• Mar. Nov 30th, 2021

Población carcelaria de la Tramacua inicia huelga de hambre pacifica

PorRadio Valledupar

Abr 19, 2021

“Todo recluso recibirá de la administración, a las horas acostumbradas, una alimentación de buena calidad, bien preparada y servida, cuyo valor nutritivo sea suficiente para el mantenimiento de su salud y de sus fuerzas” así lo establece la Sentencia T268-17

Los internos de la torre 5 del Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, Cesar, “La Tramacúa”, integrantes del Movimiento Nacional Carcelario – MNC, desde este lunes19 de abril del 2021 inician  una Jornada de Protesta Pacífica – huelga de hambre indefinida.

La huelga que motiva el ejercicio de la protesta pacífica, es la reclamación al derecho a la alimentación, salud, dignidad humana y a la vida, que son vulnerados de forma sistemática por las instituciones a cargo de la población privada de la libertad.

Desde hace dos años los internos de la Tramacua vienen denunciando la mala prestación del servicio de alimentación y según sus testimonios afecta directamente los demás derechos fundamentales:

ALIMENTACIÓN:

El servicio de alimentación en la cárcel de Alta Mediana Seguridad de Valledupar, está a cargo de la empresa DNP Servicios S.A.S.  y desde sus inicios ha sido deficiente. De acuerdo a los testimonios de los internos la situación empeora cada vez tanto en la calidad, preparación de los alimentos que suministran y en el gramaje, así, como en el incumplimiento del menú y de los horarios de entrega de los mismos.

Por ejemplo, el horario del desayuno estipulado es de 7:00 a 7:30 a.m., sin embargo, es entregado a partir de las 9:00 a.m y en ocasiones el mismo llega a las 11:00 a.m.

Frente al almuerzo argumentan que el horario legalmente establecido es de 12:00 a 12:30 del mediodía; al igual que como ocurre con el suministro del desayuno, el almuerzo es entregado entre las 3:00 de la tarde, con 3 horas de retraso.

Manifiestan los quejosos que el día 1 de abril del presente año, el compromiso era entregar un almuerzo especial con motivo de la Semana Santa, sin embargo, el almuerzo llegó a las 7:30 de la noche.

Durante la misma semana hubo irregularidades en el horario y vivieron su propio calvario. por ejemplo, los días 6 y 7 de abril los alimentos llegaron a las 4:30. El 8 de abril una hora más tarde y ante el reclamo de algunos internos al día siguiente el 9 de abril almorzaron a las 5:00 de la tarde.

La cena, el horario establecido es entre las 5:00 p.m. y las 5:3, sin embargo, la cena siempre es suministrada de las 8:30 en adelante. Unos días llega a 9:00 de la noche y otras veces a 10 de la noche.

Como si fuera poco denuncian los privados de la libertad que el menú y gramaje de las comidas que se entregan no cumplen con lo estipulado y tampoco con el menú diario.

“No se nos está suministrando la fruta. También durante 20 días no se nos entregó el refrigerio que de acuerdo al menú consta de un jugo en bolsa de 200 ml con un pan de yuca o croissant o pan de queso”

Este medio conoció que la población privada de la libertad padece enfermedades crónicas y patologías graves, razón por la cual ameritan una dieta especial.

Cuadros de salud

A continuación, presentamos un reducido listado de internos, porque son más en todo el establecimiento, que presentan cuadros complejos de salud empeorados por la mala alimentación, el incumplimiento de las dietas prescritas y de los horarios de suministro de los alimentos:

-Heriberto Toncel TD. 7305 Hipertenso

-Jairo Alegría Martínez TD. 3175 Hipertenso

-Horacio Montoya TD. 7764 Hipertenso

-Miguel Orozco TD. 7742 Hipertenso

-Onolué Serrano TD. 7600 Hipertenso

-César Contreras TD. 7932 Hipertenso

-Jhony Ramírez TD. 7434 Diabetes mielitus

-Adriano Díaz TD. 7255 Diabetes, gastritis crónica

-Polanco Iriarte TD. 7513 Gastritis aguda

-Salvador López TD. 3358 Colon irritado

-Oscar Navarro TD. 7257 Colesterol alto

-Julio Chacón TD. 6883 Estreñimiento crónico

-Leonidas Gonzáles TD. 3798 Insuficiencia renal

-José Guerrero TD. 6721 Anemia, gastritis aguda

Luego de dos años de inasistencias, el problema de la alimentación no ha tenido solución. “La población privada de la libertad e integrantes del Movimiento Nacional Carcelario hemos agotado todas las instancias legales, hemos asistido a un sinnúmero de reuniones internas con las diferentes instancias de la reclusión para buscar una salida concertada a esta problemática, como consta en las minutas de las mismas, hemos presentado quejas, denuncias y tutelas permanentes ante todas las instituciones y entes de control, sin que se resuelva de fondo y hoy nos vemos obligados y empujados a iniciar una nueva jornada de protesta pacífica y huelga de hambre indefinida” dijo uno de los internos.

En su denuncia aseguran que “Resulta incomprensible que a una empresa como DNP S.A.S. le renueven una y otra vez el contrato sin tener en cuenta las denuncias sobre las irregularidades que hemos presentado por el pésimo servicio que ha venido prestando y que vulnera además nuestros derechos fundamentales a la salud, a la dignidad humana y a la vida misma, además en un claro desacato a lo dispuesto por la misma Corte Constitucional en la Sentencia T-268-17, entre otras disposiciones nacionales e internacionales en materia de Derechos Humanos y sobre el tratamiento de la población reclusa”.

Las responsabilidades

Por todas estas irregularidades la población carcelaria señala y culpa directamente a la Empresa prestadora del servicio de alimentación, DNP Servicios S.A.S. “Es la empresa que tantas veces hemos denunciado; también es responsabilidad directa de la institución contratante, la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios – USPEC, y, por supuesto, del INPEC, tanto del orden nacional, como de Valledupar, a cargo del director César Fernando Caraballo Quiroga. Ninguna de estas entidades ni directivos puede seguir lavándose las manos, todos son responsables” asegura uno de los miembros del Movimiento Nacional Carcelario.

La negligencia reiterada en la prestación del servicio de alimentación, tanto en la calidad de los alimentos, el gramaje, la preparación, los horarios a destiempo y el corrupto negocio de venta de los de los insumos y alimentos estipulados para la preparación de las comidas en detrimento de la población reclusa, todo en su conjunto, afecta directamente el derecho fundamental a la salud, atenta contra nuestra dignidad humana y pone en grave riesgo la vida de los internos.

En varias conversaciones con este medio señalan como responsables de la mala alimentación a las entidades arriba mencionadas que por su negligencia y/u omisión a las instituciones del sistema Penitenciario y Carcelario y a los entes de control.

En un comunicado de varios puntos denuncian “Los preceptos en materia de derechos humanos nacionales e internacionales establecen que la población privada de la libertad es una población vulnerable y está bajo la sujeción especial del Estado, que debe garantizar nuestra dignidad humana y derechos fundamentales”.

La abogada, Gloria Silva, del Equipo jurídico Pueblos también se pronunció sobre las irregularidades en La Tramacua. “En contravía de ello, los presos son sometidos al padecimiento continuado de hambre y al deterioro de la salud, lo que constituye en un trato cruel, inhumano y degradante, que afecta directamente el  bienestar y salud física y mental, que es aún más grave cuando nos encontramos frente a la presencia de una pandemia que amenaza principalmente a la población reclusa por su estado de desprotección”.

Ante este panorama la huelga de hambre indefinida inicia este lunes 19 de abril, por lo que exigen la presencia de una comisión de alto nivel para que se reúna con los representantes de los internos y entre todos buscar una solución real y de fondo a la problemática que afecta la población privada de la libertad.

Aseguran que dicha comisión debe estar en cabeza del Ministro de Justicia, Dr. Wilson Ruiz Orejuela, de la Procuraduría General de la Nación y demás entes de control del nivel nacional, de las Comisiones de Paz y Derechos Humanos del Congreso de la República, de la Dirección Nacional del INPEC, de la Dirección del EPCAMS-Val, de la USPEC, de la empresa Contratista DNP Servicios S.A.S., de la Oficina del Alto Comisionado para los DD.HH. en Colombia, de las organizaciones defensoras de derechos humanos de la población carcelaria, de la Asociación de Familiares y Amigos de Presos en las Cárceles de Valledupar – ASOFAMPRECV y medios de comunicación.

Finalmente proponen que se establezca una mesa permanente de trabajo en la que participen las mismas entidades y organizaciones mencionadas para que conjuntamente con los representantes de los internos poder lograr y hacer el seguimiento a los compromisos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *