• Lun. Dic 5th, 2022

Jaime Blanco Maya, excontratista de la Drummond pedirá perdón a víctimas de las AUC en el Caribe colombiano

PorRadio Valledupar

Sep 23, 2022

De acuerdo con el Informe Final de la Comisión de la Verdad, el excontratista de alimentación de trabajadores de la mina La Loma, habría sido responsable del asesinato de varios campesinos para quitarles sus tierras y ser otorgadas en títulos mineros a multinacionales como la norteamericana

El capítulo ‘Hasta la guerra tiene límites’ del Informe Final de la Comisión de la Verdad, narra los impactos y las afectaciones a los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario que tuvieron los grupos armados ilegales durante el conflicto armado en Colombia. En el texto, la entidad que nació tras la firma del Acuerdo Final de Paz entre el Estado colombiano y la extinta guerrilla de las Farc, menciona las alianzas entre empresas multinacionales y grupos paraestatales como las Autodefensas Unidas de Colombia.

En concreto, el capítulo precisa que desde 2006, la compañía estadounidense Drummond habría financiado con millonarias sumas de dinero a las Fuerzas Militaresjunto con otras empresas en acuerdos que sumaron cerca de 5.000 millones de pesos. Por aquella época, se intensificó el despojo de tierras promovida por entidades como el Fondo Ganadero de Córdoba, el cual tuvo nexos con el Bloque Norte de las AUC.

Entre los causantes de los crímenes a líderes campesinos dueños de tierra, estuvo Jaime Blanco Maya, contratista de la Drummond encargado de suministrar la alimentación de los trabajadores de la mina La Loma, ubicada en Cesar. Justamente, este sujeto, quien también ha sido uno de los principales testigos contra Augusto Jiménez, expresidente de la multinacional, y José Miguel Linares (nuevo presidente) por financiación a ‘paras’, tendrá que pedirle perdón a las víctimas de las Autodefensas.

Blanco Maya, actualmente acogido por la Jurisdicción Especial para la Paz —JEP— participará en el Octavo Encuentro de Memorias, organizado por el pueblo Wiwa y su comunidad Kogui Malayo Arhuaco. De acuerdo con la misiva por La W, dicho acercamiento se realizará en conmemoración de las masacres perpetradas por el Bloque Norte de las AUC contra ese pueblo entre agosto y septiembre de 2002.

El encuentro de memoria se llevará a cabo entre los próximos 28 y 30 de septiembre en la Sierra Nevada de Santa Marta y Riohacha y a este fue invitado Blanco Maya. Al respecto, la carta compartida este martes 20 de septiembre por el medio citado mencionan que para las comunidades es importante tanto la presencia como el aporte que puede hacer el excontratista de la Drummond a este homenaje.

Asimismo, esperan que el compareciente en la JEP contribuya “en la concreción de procesos que aportan a la verdad desde los enfoques de justicia restaurativa y que abren caminos a la reconciliación” tanto en la región Caribe como en el resto del país. Vale mencionar que estas comunidades han afirmado que son pocas las medidas de reparación que han recibido por parte de comparecientes de Justicia y Paz, así como pocos los responsables que han comparecido ante este tribunal por masacres paramilitares.

Cabe indicar que, según ‘Hasta la guerra tiene límites’ del Informe Final, “se constituyó sobre parcelas despojadas a los campesinos y luego entregadas en títulos mineros a las multinacionales Drummond” y a Prodeco-Glencore de Suiza, y en los años 2001 y 2002 hubo una fuerte arremetida de agentes paraestatales contra sindicalistas, incluyendo Valmore Locarno Rodríguez y Víctor Hugo Orcasita Maya, presidente y vicepresidente de Sintramienergética, quienes promovieron la huelga contra Drummond.

Con respecto a la multinacional, el pasado 25 de agosto envió una carta a Infobae Colombia afirmando que, contrario a lo afirmado por la Comisión de la Verdad, Blanco Maya es un “falso testigo” que, de acuerdo con un fallo de la Corte del distrito de Alabama, habría cambiado su testimonio para declarar en contra de la empresa por financiamiento a grupos paramilitares en Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *