• Mié. May 25th, 2022

Incertidumbre en La Guajira por vacunación contra el Covid-19 en la población indígena

PorWebmaster

Feb 3, 2021

Gobierno colombiano afirmó que adquirió 10 millones de dosis de la empresa AstraZeneca, que requiere también un almacenamiento especial a temperatura entre 2 y 8 grados para preservar la efectividad y calidad. A través del acuerdo multilateral con el mecanismo Covax se buscó garantizar el suministro a los países más pobres del mundo y con el que se adquirieron 20 millones de dosis, para un total de 40 millones que llegarán al país a partir de febrero de este año.

Cabe anotar que pese al esfuerzo del Gobierno para adelantar los planes, campañas y todos los protocolos que implica un plan masivo de inmunización, aún quedan abiertas inquietudes sobre la distribución, suministro y aplicación de vacunas a la comunidad indígena residente en la zona  rural dispersa que garantice la transparencia y universalidad para la población.

Lo anterior en atención a que en estos vastos territorios, sin energía eléctrica, llevar este tipo de vacunas se vuelve una labor titánica y de enormes retos.La Organización Mundial de la Salud –OMS– advirtió que de no tomar control sobre la adquisición de las vacunas en los países más pobres y la pronta inmunización de población en riesgo (mayores de 60 años) sobre la población joven de los países más ricos, se estaría cometiendo un crimen moral.

Pero en La Guajira, estos planes deben ser evaluados técnicamente en todos los detalles por las condiciones del territorio, las altas temperaturas, el difícil acceso, el personal y los equipos disponibles, más las debilidades institucionales del sistema de salud conocidas, si se tiene en cuenta que el 51% de la población se encuentra en la ruralidad y el 91% de la población indígena se encuentra en áreas rurales dispersas.

En este orden, es indispensable que las comunidades indígenas conozcan el derecho a la aplición o no de la vacuna y a la importancia de seguir con los planes de autocuidado mientras se logra controlar la propagación del virus.De no ser así, se estaría violando el derecho al acceso a una información clara y oportuna que permita tomar decisiones que beneficien no solo al individuo, sino a la comunidad frente a este virus, que permanecerá rondando durante varios años más a pesar de lograr la vacunación de la mayoría de la población y la creación de las condiciones de inmunidad de rebaño.

Con información de la Veeduría Ciudadana para la Implementación de la Sentencia T-302 del 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.