• Mar. Nov 30th, 2021

Familia de soldado denuncia presunta tortura de superiores en Batallón de Valledupar

PorRadio Valledupar

Mar 29, 2021

Como Aldair de Jesús Varela Martínez fue identificado un joven de 20 años que ingresó al Hospital Rosario Pumarejo de López, el pasado viernes 27 de marzo con hemorragia conjuntival, ataques de pánico y perdida de la memoria, al parecer provocada por ahorcamiento mecánico y signos de tortura, pero será medicina legal, quien finalmente determine las lesiones y daños en el cuerpo del soldado.

Robinson Varela Morelly, padre del joven relató a Radio Valledupar, que cuándo llamaron del Batallón de Apoyo y Servicios para el Combate N.°10, 10 Cacique Upar en la ciudad en Valledupar, donde su hijo se encontraba prestando el servicio militar desde el 5 de febrero de 2021; una teniente le dijo que debía sacarlo del lugar y firmar unos documentos donde dice que el joven no ha recibido maltrato.

El joven de 20 años no reconoce quién es, tampoco identifica a sus padres y tiene ataques de pánico graves cuando ve a otro joven que responde al nombre de Deimer Epiayú, quién también presta el servicio militar y fue enviado por la institución, según dijo a la familia, para hacer inteligencia.

El padre del afectado, mencionó que no confía en el Batallón Cacique Upar, porque, su hijo ingresó a sus instalaciones con una salud mental y física impecable. Pero ahora se lo entregan maltratado y como sí pareciera alguna discapacidad. Además, hace público el caso de su hijo para que las autoridades competentes apliquen las medidas necesarias.

Radio Valledupar conoció que la familia del soldado próximo a jurar bandera denunció el caso ante la  Fiscalía General de la Nación que inicio de inmediato la presunta tortura al parecer por superiores del Batallón Aspc N° 10 Cacique Upar. El joven muy aturdido denuncia que fue amarrado a un árbol y golpeado por sus superiores por haber cometido un pecado, pero no explico de que se trata.

Este medio de comunicación intento comunicarse con el Comandante del Batallón  y/o Comando de la Décima Brigada Blindada, unidad orgánica de la Primera División del Ejército Nacional pero indicaron que no entregarían declaraciones a la prensa y que será la Fiscalía la que adelante la investigación.Comunicado del Ejército

A través de un Comunicado de Prensa a la opinión pública la Décima Brigada, informo lo siguiente:

1. En hechos que son materia de investigación, ocurridos el día 26 de marzo del año 2021, en las instalaciones Batallón de Apoyo y Servicios para el Combate N.°10, en la ciudad en Valledupar, Cesar, el soldado Jesús Varela Martínez, quien actualmente presta su servicio militar obligatorio en esta Unidad Operativa Menor, comenzó a presentar conductas agresivas en contra de sus superiores y compañeros, razón por la cual se decide brindarle la atención médica en el establecimiento de sanidad militar. Sobre estas situaciones fue notificado de manera inmediata al padre del soldado.

2. Posteriormente, fue atendido en el Establecimiento de Sanidad Militar del Batallón de Apoyo y Servicios para el Combate N.°10 en presencia de su padre y remitido a la Clínica Laura Daniela, con el fin de practicarle los exámenes especializados ordenados por el médico tratante, y en todo momento estuvo acompañado de su

padre.

Es necesario precisar que en estas dos instancias, según el parte médico, el soldado Varela fue diagnosticado con un cuadro de ansiedad.

3. Una vez trasladado a las instalaciones de la clínica, donde se verificaría su estado de salud, sus familiares presentaron actos de agresividad contra el personal de la entidad, y se llevaron en forma arbitraria al soldado, estando bajo custodia del personal médico.

4. A partir de este momento se presentan versiones por parte de la familia acerca de un presunto maltrato al que habría sido sometido el soldado, afirmaciones que están siendo verificadas por las autoridades competentes y de las cuales hasta el momento no hay confirmación que hubiese ocurrido.

5. Este Comando apoyará en lo que requieran las autoridades competentes el proceso de la investigación, con el objetivo de dar claridad sobre los presuntos hechos; así mismo, el Batallón de Apoyo y Servicio para el Combate N.º 10 dio inició a la indagación disciplinaria interna correspondiente.

Ayer personal del CTI de la Fiscalía preguntaba y buscaba en las Cámaras de Seguridad al hombre que se hizo pasar como de inteligencia para abordar el caso, pero resulta que no trabaja con ninguna entidad del Estado, razón por la cual los familiares de la familia solicitan una vez mas, apoyo de la Fiscalía porque temen por sus vidas y de inmediato dieron poder a un abogado para que los represente y si hay responsables de esta agresión llevar el caso hasta el Ministerio de la Defensa.

Anoche la salud del soldado era estable, pero con síntomas de discapacidad mental, los médicos lo iban a remitir al Pabellón de Salud Mental, sin embargo, un especialista del Hospital Rosario Pumarejo de López continuara con la atención del militar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *