• Mar. Nov 30th, 2021

Condenadas 10 personas por vender chance ilegal en la Costa Caribe

PorRadio Valledupar

May 22, 2021

El Juzgado Tercero Penal del Circuito Mixto de Valledupar condenó a 50 meses de prisión a 10 miembros de una empresa delincuencial dedicada al chance ilegal en varios departamentos de la Costa Caribe cuyas rentas ilícitas estaban entre los $180 millones y 680 millones diarios.

Los condenados hacen parte de la organización criminal CHANCES MAKER es una empresa criminal dedicada a la explotación del monopolio rentístico de las apuestas, a través de la venta y comercialización de chance, logrando la captación de registro y autorización por parte de la gobernación de cada departamento.

En audiencia ante un juez de control de garantías, la Fiscalía Primera de la Unidad de Estructura de Apoyo, EDA, les imputó los delitos de concierto para delinquir, ejercicio ilícito de las actividades monopolísticas del arbitrio rentístico y utilización ilícita de redes de comunicación.

La operación delincuencial se desarrollaba en los departamentos de Bolívar, Sucre, Atlántico, Magdalena, La Guajira y Córdoba, y representaba jugosas ganancias para la empresa, que partían de los $60 millones. El epicentro era Valledupar, según interceptaciones telefónicas, ejecución de operativos con agentes encubierto, labores de vigilancia y seguimiento.

Tras ser presentados Casi dos años de las capturas, este jueves 21 de mayo, el Juzgado Tercero Penal de Circuito de Valledupar con funciones de conocimiento condenó a Marina Esther Navarro Pineda, Carlos Alberto Cadavid Gómez, Cindy Patricia Díaz Arias, Juan Carlos Castilla Lobo, Francisco Molina Suárez, Víctor Hugo Marriaga Larios, Heroína Mercedes Molina Oñate, Manuel del Cristo Ríos Mercado, Jorge Andrés Bustamante Navarro y Katherine Paola Bustamante Navarro (esto dos últimos hermanos) a 50 meses de prisión domiciliaria (4 años y un mes) por los delitos de concierto para delinquir en concurso heterogéneo y sucesivo con el delito de ejercicio arbitrario ilícito de actividad monopolística de arbitrio rentístico.

De acuerdo con la investigación, Jorge Bustamante Navarro sería el líder de la organización, mientras que su hermana Katherine Paola era una especie de administradora del negocio, cuyo inicio fue detectado el 27 de noviembre de 2017.

“La presente investigación tuvo su génesis en el informe de fecha 6 de diciembre de 2017, a través de información aportada por una fuente humana conocida con el alias de “POLLERON” quien da cuenta de los principales promotores de la comercialización de chance ilegal en la Región Caribe (…) pachangueros y vendedores para articular la organización delictiva, aportando números telefónicos de las personas antes mencionadas e informes de verificaciones de sitios donde se recauda chance ilegal en la ciudad de Cartagena, es así como estas personas se dedican a recolectar dinero de la venta de chance ilegal y a evadir impuestos de la salud, recolectando grandes sumas de dinero” dijo el Fiscal en la audiencia y se dio apertura al proceso.

Los tentáculos de la organización, de acuerdo a lo señalado por los investigadores, llegaban a casi todos los rincones de la Región Caribe. Se detectó en su momento que, en departamentos como Cesar, Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba y La Guajira, había un integrante de esta red criminal que se encargaba de rendir cuentas por la venta de chance ilegal.

MODOS OPERANDIS

Se trata de un grupo de personas que se conciertan para cumplir diferentes funciones en pro de obtener una remuneración económica donde en los cargos de vendedor, pachanguero, banquero, y planteros, captan grandes sumas de dinero al vender y comercializar chance ilegal al público en general, especialmente en los sectores de más bajos recursos, donde con talonarios ordinarios que no cumplen con las medidas de seguridad exigidas, hacen los apuntes de las apuestas jugadas de forma clandestina, donde cada vendedor ilegal una vez termina su jornada hace entrega de su venta total al pachanguero, quien tiene a su cargo entre 10 y 20 vendedores, una vez el pachanguero recolecta el juego de cada uno de sus vendedores, realiza la contabilidad de las ventas y hace entrega al banquero quien lleva la contabilidad de las ventas realizadas durante la jornada y quien paga premios y entrega una contabilidad exacta al plantero quien es la persona que respalda las apuestas por su musculo económico, es así como cada una de estas personas tiene un rol definido en la cadena criminal para obtener dinero de forma ilegal, toda vez que para poder comercializar chance de forma legal tendría que ser autorizado por la gobernación de cada departamento, pagar impuestos a la salud, informar a los entes de control de la actividad y utilizar los talonarios exigidos, actividad que estas organizaciones criminales no cumplen.

La organización criminal CHANCES MAKER nunca ha participado en licitación en los departamentos de la región caribe para explotar el monopolio del chance, por lo que no tiene ningún contrato con ninguno de los departamentos, ni está autorizado para la comercialización de chance, la cual realizaron durante el año 2018 hasta la fecha actual.

Con fundamento en los elementos materiales probatorios, información legalmente obtenida y evidencia física, permitieron establecer la concertación y/o la distribución de las conductas criminales de las personas que adelante se relacionan, quienes se dedicaban a la comercialización y venta de chance, donde utilizando medios y técnicas fuera de la ley como utilizar talonarios no reglamentarios, no tener autorización, permiso ni contrato para explotar el monopolio del chance, no pagar impuestos por la actividad, utilizar equipos celulares para realizar la actividad ilícita e incrementar su patrimonio gracias a las grandes sumas de dinero recibidas de la venta de chance, logrando evadir los controles de las autoridades competentes.

ATENTADO CONTRA EL CABECILLA

Cabe anotar que, Jorge Andrés Bustamante, quien es sindicado como el presunto cabecilla, y su esposa Grettel Eliana Daza, fueron víctimas de un atentado a bala el 9 de mayo del año 2018.

El hombre recibió un impacto de bala que causó lesiones en su cuello, mientras que su compañera, en el antebrazo izquierdo.

Autoridades capturaron por este caso al venezolano Tulio David Mendoza Arcalla, de 24 años, que aseguró haber llegado desde Barranquilla a cometer el ilícito por la suma de un millón de pesos. En esa ocasión, dijo que su víctima supuestamente poseía información comprometedora sobre las redes de apuestas que operan en la costa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *